Las crisis de conducta en personas con trastorno mental

Blog » Las crisis de conducta en personas con trastorno mental
Las crisis de conducta en personas con trastorno mental
Las crisis de conducta en personas con trastorno mental
Sin embargo, una de las problemáticas más relacionadas con el trastorno mental que requiere de una formación específica es, sin duda, cómo tratar a una persona con trastorno mental en el caso de que su conducta sufra algún tipo de crisis. Estas crisis, propias de ciertas patologías y trastornos mentales, pueden manifestarse de varias maneras y tener una intensidad variable; lo que hace aconsejable que cada una de ellas se trate de una manera y que los terapeutas y cuidadores deban actuar de forma diferente según el tipo y la intensidad de crisis que pueda manifestarse.
 
Así, podemos estar ante crisis de conducta que tienen un cariz violento y la persona con trastorno mental puede volverse violenta hacia terceros siendo un peligro si no se la trata de la forma adecuada. En otras ocasiones, menos dramáticas, esta crisis puede manifestarse de otra forma; ya sea rompiendo objetos o autolesionándose; así como manifestando comportamientos que el paciente no puede controlar por las características inherentes de su propio trastorno mental.
 
 
Hay que abordar cada crisis de conducta como se merece
 
Así, los terapeutas deben seguir una serie de pautas de formación específicas para poder tratar las diferentes crisis de conducta que los diferentes pacientes con algún tipo de trastorno mental padecen. De esta forma, no son las mismas las pautas a seguir en el caso de que a un paciente le dé un brote psicótico que en el caso de que un paciente con trastorno límite de la personalidad o TLP le dé una crisis.
 
Cada crisis debe de ser afrontada con las herramientas adecuadas y precisas y teniendo en cuenta la realidad del paciente, las características de la crisis y todo el conjunto de factores que envuelve a la crisis de conducta. Por eso, es fundamental que los terapeutas y el personal sanitario sigan una serie de formaciones tendentes a saber actuar de forma correcta ante cada una de las posibles crisis de conducta que pueden surgir y que hay que abordar de una forma determinada.
 
Es fundamental saber solucionar y atajar este tipo de crisis a tiempo para garantizar la seguridad de la persona con trastorno mental y la de las personas que la rodean y, también, para permitir el aprendizaje y la convivencia normal. Por eso el personal debe de poder contar con instrumentos y herramientas capaces de hacerles prever y anticipar estas crisis y, una vez que surgen, poder resolverlas de la forma más adecuada y segura para todos, garantizando en todo momento la salud del paciente, del propio personal y de las personas que lo rodean y lo acompañan.