Claves para entender la bipolaridad mental

Blog » Claves para entender la bipolaridad mental
Claves para entender la bipolaridad mental
Claves para entender la bipolaridad mental
Estudios indican que la bipolaridad mental o trastorno bipolar no tiene un origen comprobado. Los científicos se debaten entre dos teorías, una que apunta a las condiciones ambientales y otra a que puede ser causada por un desequilibrio bioquímico, alterando el ánimo de la persona. Éste desequilibrio puede ser por causa de una producción irregular de hormonas o de un problema con ciertos neurotransmisores.
 
 
Lo cierto es que es muy difícil de detectar, pero por lo general la bipolaridad mental comienza en la tardía adolescencia, antes de hacerse adultos. Aunque un niño o ya un adulto puede padecerla. Incluso se habla de que este trastorno se encuentre silente en el cerebro y una emoción muy fuerte, en cualquier momento, pueda despertarla; así antes no haya manifestado síntomas, lo que determina que puede durar toda la vida.
 
 
Uno de los factores que puede retrasar la estabilización de los pacientes con bipolaridad mental es mala medicación por parte de los paciente, puesto que en sus momentos de lucidez y buen ánimo  llegan a suspender su tratamiento. Y esto es fundamental así como el apoyo y de la familia; cada miembro de ella debe estar informado de las consecuencias y tratamiento a seguir para estabilizar el paciente y hacer conscientes a cada uno de que es de por vida.
 
 
Casi un millón de españoles sufre algún tipo de trastorno de bipolaridad
 
 
En el más reciente estudio realizado por dos de las unidades de psiquiatría mas importantes de España, ubicadas entre Madrid y Barcelona, aseguran que mas de 900.000 personas padecen de un tipo de trastorno de bipolaridad y solo el 40% lo sabe; una parte de este es tratado y el otro se niega a ser tratado. En muchos de los casos se confunde con una depresión y es tratada de esta manera sin medir las consecuencias.
 
 
Para entender la bipolaridad mental hay que observar muy bien el comportamiento del paciente por tiempo prolongado y detectar en ellos, además de cuadros depresivos continuos, escenas de irritabilidad, falta de atención, patrones del sueño alterado y episodios de grandiosidad en donde todo lo magnifica y se reta a si mismo a situaciones extremas.