Cómo mejorar la calidad de vida de gente con Asperger

Blog » Cómo mejorar la calidad de vida de gente con Asperger
Cómo mejorar la calidad de vida de gente con Asperger
Cómo mejorar la calidad de vida de gente con Asperger
Muchas veces, la vida cotidiana se hace un poco más complicada para las personas con  Síndrome de  Asperger. Por eso es importante saber de qué forma hay que actuar para mejorar la calidad de vida de las personas con Asperger.
 
 
Facilitar la vida a las personas con Asperger
 
 
Es muy importante que las personas con Síndrome de Asperger no se sientan solas. Muchas veces al tener problemas de relación las personas con Síndrome de Asperger se pueden sentir solas. Es muy importante mostrar que no es así y trabajar poco a poco las relaciones entre personas y la comunicación para que este aspecto mejore.
 
Establecer rutinas y una organización clara también es un punto muy importante para mejorar la vida de las personas con Síndrome de Asperger. Muchas veces el no descuadrar su vida cotidiana es fundamental para que estén más cómodos y relajados y así poder avanzar. Facilitar una continuidad es un punto importante.
 
Es importante que las personas con Síndrome de Asperger socialicen y que lo hagan poco a poco pero de forma continuada. Aunque les pueda resultar muy complicado la socialización es una herramienta fundamental para ellos. Por eso animar a estar personas a la participación siempre que sea posible es una de las mejores técnicas que se puede realizar. Hay que hacerlo con cuidado y poco, de lo contrario puede llegar a ser contraproducente.
 
Otro de los puntos importantes para mejorar la calidad de vida de las personas con Asperger es explicarles determinadas acciones que no son capaces de captar de una forma tan rápida como las personas que no tienen el Síndrome. Por ejemplo es importante explicarles el lenguaje no verbal y los dobles sentidos de las cosas ya que normalmente se toman las cosas de una manera muy literal.
 
Es importante saber que las personas con Asperger tienen distinta apreciación de las convencionalidades sociales ya que muchas veces no pueden comprenderlas. Por eso como comentábamos al principio es importante llevar la vida de forma cotidiana y lineal. De esta forma la persona con Asperger no será sometida a demasiada presión y tendrá una vida más tranquila en la que puede aprender poco a poco.
 
La persona con Asperger pasa su vida intentando aprender y adaptarse al mundo en el que vive. Ya desde muy pequeño le dicen cómo debería ajustar sus acciones a ese mundo. No está de más que el trabajo de comprensión y adaptación venga desde ambos lados, y poder encontrarse en un punto intermedio, que resulte cómodo para ambas partes.
 
Sin duda lo más importante es no presionar a la persona con Asperger ya que de esta manera puede llegar a saturarse. El trabajo tiene que ser constante pero sin sobresaturar a las personas, de esta forma el avance que se consigue siempre será mayor.