6 consejos para prevenir los trastornos alimenticios en adolescentes

Blog » 6 consejos para prevenir los trastornos alimenticios en adolescentes
6 consejos para prevenir los trastornos alimenticios en adolescentes
Un trastorno alimenticio es un problema que desarrollan algunas personas en relación a la comida y al control del peso, lo que lleva a estas personas a llegar a los extremos. Frecuentemente, estos trastornos aparecen en la fase de adolescencia, y estos tienen una gran influencia en el bienestar de los jóvenes, pudiendo llegar a ocasionar graves problemas de autoestima y aislamiento que pueden afectar tanto en el ámbito más personal, como en el familiar y social. Además estos efectos pueden llegar a tener consecuencias perjudiciales par el resto de su vida.
 
Normalmente, en los casos en los que se llegan a detectar estos trastornos, las causas son diversas y múltiples, ya que de manera frecuente no se debe a solo un motivo. Algunas de las causas más frecuentes son los malos hábitos alimenticios en la familia o el entorno o el estilo educativo y cultural en el que se crece. Pero, sobre todo, los aspectos que causan habitualmente trastornos alimenticios entre los más jóvenes son la publicidad, los estereotipos marcados y las redes sociales, junto a la presión de grupo. Además, esto se ve aumentado por la autoestima baja o cambios importantes en la vida de los adolescentes.
 
En estos casos, la prevención puede ser de vital importancia para evitar la aparición de estos trastornos en la fase de la adolescencia. Por ello, es importante inculcar desde niños ciertos valores y actitudes hacia la comida y la importancia de llevar una alimentación adecuada y equilibrada.
 
6 Consejos para prevenir trastornos alimenticios
  1. Proporcionar un buen ejemplo: Es importante que desde pequeños, los niños vean en su entorno ejemplos de alimentación adecuada para poder seguir esos patrones establecidos. Además, también será importante ser un ejemplo a seguir en cuanto a la aceptación de su propio cuerpo sin que el aspecto físico tenga efectos sobre su autoestima.
  2. Demostrar aceptación y tolerancia: Demostrar desde pequeños que la apariencia física no importa y que esas diferencias entre personas no hacen a nadie mejor o peor. Esto será un gran paso para que los niños y adolescentes se quieran tal y como son.
  3. No dejar que los medios de comunicación influyan: En los medios de comunicación o en las redes sociales se ven continuos ejemplos de cómo el aspecto físico es primordial, o cómo se establecen modelos a seguir que en muchas ocasiones no son reales, y por lo tanto, no deben tomarse como ejemplo.
  4. Proporcionar muchas opciones de comida saludable en casa: La educación alimentaria es muy importante y acostumbrar a su hijo a comer de todo desde pequeño le reportará muchos beneficios a lo largo de su vida.
  5. Ayudar a construir la autoestima: La autoestima es muy importante para no caer en ninguno de estos trastornos, por lo tanto, enseñar a los niños a quererse tal y como son desde pequeños es una parte fundamental.
  6. Establecer horarios de comidas: Crear una rutina y un hábito de comer saludable también viene marcado por respetar siempre unos horarios establecidos, complementados por la práctica de ejercicio y un buen descanso.