Cómo detectar el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)

Blog » Cómo detectar el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)
Cómo detectar el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)
Cómo detectar el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)
El Trastorno Límite de la Personalidad se define sobre todo como una afección que no permite la estabilidad emocional que influye en la relación con otros y en la propia imagen. También denota una impulsividad en las acciones que realiza la persona que sufre de esta afección y que se suele manifestar desde la adolescencia. Varios son los rasgos que nos pueden a ayudar a detectar este trastorno de la personalidad.
Las personas que sufren Trastorno Límite de Personalidad se muestran especialmente sensible a la sensación de abandono. El rechazo puede provocar repuestas muy intensas en los pacientes de esta afección que pueden pasar por las amenazas o la autolesión. Para evitar esta sensación puede recurrir a actividades que pretenden compensar esta sensación como el alcohol o las drogas.
 
Varios indicadores pueden señalar un Trastorno Límite de la Personalidad
 
 
De ahí que su relación con las personas cercanas fluctúe en su valoración pasando de la extrema apreciación por las personas que le muestran afecto y despreciando aquellas que consideran que están indicando rechazo. De hecho, puede darse que el sujeto que sufre Trastorno Límite de Personalidad fluctúe en esos parámetros de evaluación frente a una misma persona con la que se esté relacionando.
 
Todo este escenario crea un cuadro de inestabilidad emocional en los que puede hacer presencia la tristeza, la angustia o la ira que puede influir además en su capacidad cognitiva. Los cambios bruscos de humor pueden ser una señal de estar padeciendo Trastorno Límite de la Personalidad junto con la falta de autocontrol sobre todo con emociones como la ira.
 
Por otro lado, los comportamientos impulsivos suelen ser bastante característicos en las personas que sufren del Trastorno Límite de la Personalidad. Estamos haciendo referencia a comportamientos dañinos para el propio sujeto entre las que se incluyen por ejemplo conducción temeraria o los gastos excesivos. Muestran también conciencia de descontrol cuando realizan estas acciones.
 
La sensación de vacío suele ser una tónica recurrente en las personas que sufren del Trastorno Límite de Personalidad cuya necesidad de hacer desaparecer son las que llevan a realizar todo tipo de conductas.
 
Las señales más peligrosas que indican que un sujeto sufre del Trastorno Límite de la Personalidad son las autolesiones y las amenazas o intentos de suicidio. La angustia generada por esta afección mental puede llegar a ser insoportable para el paciente que acude a este tipo de actos para combatirla.
El tratamiento de esta afección mental se desarrolla mediante psicoterapia que se puede apoyar con medicamentos para conseguir que el paciente de Trastorno Límite de Personalidad consiga las herramientas adecuadas para afrontar esta dolencia mediante el control de las emociones, la mejora de las relaciones y la reducción de la impulsividad.