Cómo hacerle la vida más fácil a una persona con alzheimer

Blog » Cómo hacerle la vida más fácil a una persona con alzheimer
Cómo hacerle la vida más fácil a una persona con alzheimer
Y es que esta enfermedad es más común de lo que nos imaginamos. España es uno de los países del mundo con más casos diagnosticados de esta demencia neurodegenerativa. Según informa la Sociedad Española de Neurología, en el año 2020 la cifra de casos de personas con Alzheimer ascendía a 800.000. ¿Eras consciente de la cifra tan elevada que actualmente hay en nuestro país?
 
 
Es justo por esa cantidad de pacientes, por lo que es importante saber como hacerles la vida más sencilla a las personas que lo sufren. Aspectos del día a día que podremos adaptar a nuestra rutina y que para ellos suponen una facilidad. En la actualidad hay muchos manuales y escuelas que intentan ayudar a estas personas con Alzheimer, un ejemplo puede ser el Instituto Superior de Estudios Sociales y Sociosanitarios, enfocado a cursos para perfeccionar o adquirir nuevas técnicas del campo.
 
Háblale mucho, bajo y pausado
 
¿Y cómo llevar a cabo esas acciones que pueden hacer más sencillo el día a día de las personas con Alzheimer? Pues muy sencillo. Lo primero es partir de una base clara, la demencia de estos pacientes aumentará con el paso del tiempo, por lo que no debes perder los nervios cuando te encuentres frente a una situación desesperante. La paciencia debe ser tu mejor aliado durante todo este tiempo.
 
 
Una paciencia que deberá unirse a mucha conversación. Hablar a las personas con Alzheimer les ayudará a ejercitar el cerebro y estar en constante movimiento mental. Es posible que muchas veces no entiendas nada de lo que te contesten, pero tu intenta encauzar la conversación en cada momento y sigue con tu discurso, eso les facilitará mucho su desarrollo. También le puedes hablar para realizar ejercicios sencillos de memoria en casa, lenguaje, etc.
 
 
Eso sí, la conversación debe ser en un tono de voz bajo, nada de gritos o bullicio, ya que las personas con Alzheimer pueden marease o agobiarse con facilidad. También es importante que la conversación sea lenta y pausada, matizando bien las palabras importantes y dejando espacio para que el enfermo procese toda la información. ¿Todo claro? Mucha conversación, pero lenta y bajito.
 
 
Gracias a este tono de voz, a la dicción de este y a tu intento de conversación, el paciente detectará un tipo de sentimiento u otro, y eso le hará reaccionar de forma distinta. Es muy probable que, si miras a la persona en cuestión sonriendo, ella reaccionará de forma positiva, pese a que no recuerde quien eres. Si por el contrario tu respuesta es chillar, él o ella se sentirán atacados y generarán rechazo y aislamiento.
 
Especialízate en Alzheimer
 
 
Y todas estas técnicas para tratar a personas con Alzheimer y muchas más las podrás aprender más a fondo en uno de los cursos de la escuela que hemos mencionado antes, Instituto Superior de Estudios Sociales y Sociosanitarios. Uno de los más indicados para trabajar con este tipo de personas es el de Técnicas de estimulación cognitiva en pacientes de Alzheimer y otras demencias.
 
 
En este curso podrás aprender de forma teórica, pero sobretodo práctica, técnicas de psicoestimulación para pacientes. De esta forma podrás jugar con el campo cognitivo del paciente fortaleciendo el cerebro a través de ejercicios mentales. Es sin duda, un curso perfecto para profesionales que trabajan con enfermos de Alzheimer y que buscan perfeccionar sus técnicas de estimulación, entre otras. Entra en la web del curso si quieres ampliar la información y contribuir a que la vida de las personas con Alzheimer sea más fácil.