Cómo prevenir el bullying

Blog » Cómo prevenir el bullying
Cómo prevenir el bullying
El bullying, o acoso escolar, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico que tiene lugar entre niños en edad escolar y se produce tanto de manera presencial en las aulas como en otros ámbitos, como por ejemplo las redes sociales, uno de los medios que cada vez es más utilizado. Se caracteriza por ser sufrido de manera reiterada y se lleva a cabo con la intención de intimidar a la víctima aprovechando una superioridad física y emocional, ya sea real o subjetiva.
 
Este acoso suele generar problemas psicológicos y secuelas, ya que el acosado tiende a vivir amenazado y, por lo tanto, con un temor constante a tener que ir al colegio o al centro de menores día tras día. Los principales síntomas que muestran los afectados son nerviosismo, tristeza y miedo a quedarse solo y sin protección, en algunos casos, esta situación puede llegar a conllevar pensamientos alrededor del suicidio, que incluso pueden ser materializados.
 
Se pueden identificar dos tipos de bullying:
 
  • Directo: Es la forma de bullying más común que tiene lugar en las escuelas, suele tratarse de peleas, agresiones, insultos e incluso palizas.
  • Indirecto: Esta forma no se caracteriza tanto por la violencia física, sino que se basa en amenazas y la búsqueda del aislamiento del acosado, mediante críticas o difamaciones.
 
Tips para prevenir el bullying
 
  1. Conocer a sus amigos y compañeros de clase, y la relación que tiene con ellos, es importante para saber su adaptación con el resto de niños. También es recomendable hablar con los profesores para saber cómo es el trato del niño con los demás compañeros. Es imprescindible saber, que es tan importante prevenir que el niño sea acosado, como que sea él quien amenace o agreda a otros.
  2. Demuestra confianza para que pueda contarte cualquier cosa que le haya pasado, y muestra tu apoyo ante cualquier ofensa. Además, debe saber aceptarse tal y como es, para que otros comentarios no puedan afectarle, ya que los acosadores suelen continuar con sus insultos o agresiones si saben que tienen poder sobre su víctima.
  3. Es necesario que tanto las familias como el personal docente trabajen en equipo para paliar estas situaciones, y que se solucionen los problemas en un tiempo determinado, para que no vaya a más.