Discapacidad y liderazgo empresarial, ¡claro que puede ir unidos!

Blog » Discapacidad y liderazgo empresarial, ¡claro que puede ir unidos!
Discapacidad y liderazgo empresarial, ¡claro que puede ir unidos!
Discapacidad y liderazgo empresarial, ¡claro que puede ir unidos!
La motivación que tienen las personas con discapacidad
 
 
No todas las personas son capaces de hacerle frente al estrés de una manera sana. Normalmente, suelen frustrarse muy rápido, sobre todo, si tienen algún cargo de liderazgo dentro de las empresas. Esto es algo que las personas con discapacidad saben gestionar muy bien. Para ellas, la motivación es su carta de presentación.
 
Las ganas que tienen de aprender, de mostrarles a los demás lo que pueden hacer y el interés creciente por aprender nuevas habilidades que les permitan ascender y prosperar en el terreno laboral son aspectos que las personas con discapacidad demuestran. ¿Iniciativa? ¿Resolución de problemas? Sin duda alguna, poseen las características ideales para ocupar puestos de liderazgo.
 
 
El esfuerzo y el afán de superación
 
 
Un líder en una empresa debe esforzarse por sacar adelante a su equipo, conseguir las metas propuestas y superarse a cada momento. Las personas con discapacidad han aprendido esto en su vida diaria y pueden aplicarlo en el trabajo, en un puesto de gran relevancia. No solo es positivo para ellas, ya que tienen las habilidades adecuadas para llevar adelante su trabajo, sino para motivar a su propio equipo.
 
Las personas con discapacidad saben lo que es el esfuerzo y la superación mejor que nadie. En su vida han pasado por circunstancias muy difíciles y esto las ha convertido en personas muy fuertes y resilientes. Dos de los aspectos que más se valora y que caracterizan a quienes tienen dotes de liderazgo. Porque van a surgir muchas situaciones complicadas que habrá que afrontar con entereza.
 
 
Las personas con discapacidad tienen menos bajas laborales
 
Un aspecto también importante para las empresas son las bajas laborales. Un problema que puede suponer un gasto al tener que buscar a otras personas que puedan sacar el trabajo adelante mientras se le sigue pagando a quienes están de baja. Pues bien, las personas con discapacidad ¡tienen menos bajas laborales!
 
Esto lo pudo confirmar un estudio titulado Absentismo de las personas con discapacidad en las empresas. El porcentaje general suele ser de un 10,4%. Pero ¿qué sucede con las personas con discapacidad? Que este porcentaje desciende hasta un 6,3%. Las razones están claras. La motivación, saber gestionar el estrés y afrontar las circunstancias difíciles con determinación son factores que influyen positivamente.
 
Con todo esto, podemos alejar muchas de las creencias que hasta ahora podían hacernos pensar que las personas con discapacidad no estaban preparadas para asumir tareas de liderazgo en las empresas. No es solo que no las puedan llevar a cabo, sino que las pueden superar con creces. Y es que estos trabajadores pueden llegar a convertirse en indispensables para cualquier negocio.
 
En la actualidad, son muchas las empresas que incluyen en sus plantillas a personas con discapacidad. En ocasiones, suelen darles pocas responsabilidades, algo que puede limitar todo el potencial que tienen estas personas y del que pueden beneficiarse las marcas. Por eso, es importante darles una oportunidad. Pueden llegar a convertirse en unos líderes irreemplazables.
 
Personas con síndrome de Down, que están en sillas de ruedas, que tienen una discapacidad auditiva, visual o intelectual… todas ellas pueden ser líderes en las empresas que necesitan a personas con verdaderas dotes de liderazgo. Motivación, ganas y esfuerzo les sobran a estas personas que quieren una oportunidad para que puedan demostrar toda su valía.