El geriátrico y la salud mental de las personas mayores

Blog » El geriátrico y la salud mental de las personas mayores
El geriátrico y la salud mental de las personas mayores
El geriátrico y la salud mental de las personas mayores
En el mundo del entretenimiento y de las películas, muchas veces hemos visto representado el efecto que puede tener un hogar o residencia geriátrica en la salud mental de las personas mayores. En la mayoría de los casos, suele representarse como un lugar lleno de tristeza en donde se suelen llevar a los ancianos abandonados y con familias disfuncionales. Sin duda, esto ha llevado a muchas personas a desarrollar malas opiniones sobre estos lugares.
 
Sin embargo, no todo es como lo vemos en las películas. Mientras que la salud mental en las personas mayores es un tema bastante complicado y que se ve influenciado por varios factores, lo cierto es que las residencias geriátricas no son lo que muchas veces imaginamos. Si estás considerando en trasladar a una persona mayor de tu familia a uno de estos hogares o ya se encuentra allí, te damos un poco de información relacionada con la salud mental en este contexto.
 
 
¿Es cierto que los hogares geriátricos son la causa del declive en la salud mental de las personas mayores?
 
 
Lo cierto es que la depresión y el declive de la salud mental de las personas mayores en los hogares geriátricos es una realidad. Cada día se encuentran adultos en estos lugares que tienen problemas para socializar, no pueden funcionar de manera normal o se sienten solos. Sin embargo, en la mayoría de los casos todos estos síntomas no tienen nada que ver con el hogar geriátrico en sí.
 
Debemos tener en cuenta que la mayoría de las personas llevan a los ancianos a este tipo de residencia no por abandono, sino por incapacidad para ofrecerles los cuidados que necesitan. En muchas ocasiones tiene que ver con las discapacidades de los adultos mayores o algún tipo de problema de salud mental. Esto se acentúa con el pasar de los años, debido al deterioro biológico natural.
 
Por lo tanto, se puede concluir que los hogares geriátricos no son una causa directa del declive de la salud mental en personas mayores. En su lugar, es el resultado de varios aspectos que se hacen presentes incluso antes de ser internados en este tipo de residencia. Sin embargo, cada residencia y situación es diferente; por ejemplo, existen casos en los que la depresión se puede relacionar con el abandono por parte de los familiares.
 
 
¿Cómo influyen las residencias geriátricas?
 
 
Cabe destacar que la información existente sobre el estilo de vida de este grupo de personas es bastante reducida. Esto también contribuye a la formación de estigmas por parte de la población, por lo que es un aspecto que se debe cambiar. Sin embargo, si hay algo que sabemos es que las residencias geriátricas tienen una función principal: proporcionar un lugar seguro y apoyo a las personas mayores que lo necesiten.
 
Se trata de centros especializados y preparados para que las personas mayores, con problemas de salud mental o no, vivan de manera cómoda y con todos los elementos que necesitan. Asimismo, normalmente se pueden encontrar profesionales de todo tipo, preparados para el cuidado de los ancianos.
 
Teniendo en cuenta estos aspectos, es fácil deducir que en realidad las residencias geriátricas podrían ser algo positivo para muchas personas mayores. Se debe a que la socialización y creación de vínculos, mientras no se vea afectada por problemas de salud mental, puede estimular el bienestar en los adultos. Asimismo, en estos espacios se suelen encontrar comodidades que no se encuentran en un hogar tradicional.
 
Por último, el bienestar y la salud mental de las personas mayores también se ve afectada positivamente; todo gracias al acceso inmediato a la atención que necesitan, durante todos los días de su estadía. En muchos casos, esto también puede llevar a fortalecer la relación con los familiares; quienes estarán felices de ver un cambio positivo en un ser querido.
 
 
Los profesionales y la salud geriátrica
 
 
Una característica que marca la diferencia en las residencias geriátricas es la presencia de profesionales. Es por ello que se considera que la formación y la preparación de las personas encargadas de este tipo de residencias; es crucial a la hora de afectar positivamente a la salud mental de las personas mayores.
 
En ISES Instituto nos centramos ampliamente en ofrecer cursos para profesionales que deseen mejorar la forma en que ejercen su profesión; además de su impacto positivo en las personas mayores. Ofrecemos una gran variedad de enfoques y técnicas modernas que han demostrado mucha efectividad.