¿Es lo mismo geriatría que gerontología?

Blog » ¿Es lo mismo geriatría que gerontología?
¿Es lo mismo geriatría que gerontología?
Hay muchos términos dentro del sector socio sanitario que inducen a errores a los lectores y a los principiantes dentro del sector. Sin lugar a dudas los términos geriatría y gerontología son un claro ejemplo de ello.
 
Geriatría y gerontología son dos términos que hacen referencia a la vejez, pero por muy parecido que puedan sonar, ambos no tienen el mismo significado, aunque bien es cierto que están íntimamente ligados.
 
Empezaremos hablando de gerontología, ya que su definición ocupa un campo mucho más amplio que la geriatría. La definición exacta de gerontología es la ciencia que trata la vejez y todos aquellos fenómenos que son característicos en dicho periodo. Dicho de otra manera la gerontología estudia  cómo envejece el ser humano y porqué.
 
Su estudio abarca dicha situación desde todos los puntos de vista posible: psicológico, social, económico e incluso tiene en cuenta el factor cultural. Además de esto la gerontología trata las necesidades mentales, físicas y sociales de las personas cuando llegan a la vejez, y como éstas son abordadas por las instituciones.
 
Por su parte, la geriatría trata campos más concretos dentro de la vejez, concretamente se centra en todos aquellos factores que pueden ayudar a mejorar la salud, tanto física como mental, de los ancianos además de abordar y poner solución a  todos los problemas ocasionados por la vejez.
 
Como se puede observar, la gerontología abarca un gran campo de estudio que la geriatría no hace. Tal es así que se considera que la geriatría es una de las ramas de estudio de la gerontología, y como muestra de ello es que en varias ocasiones se hace referencia a la geriatría con el nombre de gerontología clínica.
 
La importancia de geriatría y gerontología
 
 
Estas dos disciplinas son de suma importancia, sobre todo si pensamos de cara a un futuro. La esperanza de vida cada vez es mayor, tal es así, que de media los hombres viven más de 70 años y las mujeres de 80. Todo esto supone unos cambios físicos, políticos y culturales que afectan a todo el conjunto de la población.
 
Con este inminente envejecimiento de la población y con una pirámide poblacional que es más amplia en la parte de los tramos de edad considerados como vejez, la geriatría y la gerontología se erigen  como dos pilares fundamentales para garantizar la calidad de vida de todas aquellas personas que llegan a la vejez, ya que gracias al estudio de ésta, se pueden proponer una mejores soluciones que contemplen este nuevo estilo de vida.