La importancia de la animación sociocultural en las residencias

Blog » La importancia de la animación sociocultural en las residencias
La importancia de la animación sociocultural en las residencias
Por suerte cada día nos encontramos frente a avances y descubrimientos que ayudan a alargar la vida de las personas y a mejorar la calidad de vida de éstas, avances que tienen que ver con el descubrimiento de curas o con comprender el porqué de ciertas enfermedades para tratar de erradicarlas o disminuirlas en la medida de lo posible. Pero bien es cierto que no es lo único que ayuda a tratar a personas mayores o enfermas.
 
Uno de los puntos en los que todos los expertos están de acuerdo es que una estimulación positiva y un estado de motivación afecta positivamente al estado de las personas mayores y enfermas. Por esta razón es de vital importancia que las residencias cuenten con un programa de animación sociocultural.
 
¿Qué es la animación sociocultural?
Se entiende por animación sociocultural al método de intervención psicosocial cuyo objetivo es el de motivar y estimular al grupo de personas mayores al cuál se dirige. Esto lo consigue implicando a las personas a que participen de forma activa en las distintas actividades de ocio que se preparan, de manera que consigan un mejor desarrollo personal, una mejor cooperación entre residentes y una mejor adaptación al entrono sociocultural en el que viven. No hay que ver la animación sociocultural como un mero modo de entretenimiento, sino que hay que entenderla como una especie de herramienta para mejorar el bien de las personas que la practican.
 
 
¿Qué beneficios aporta la animación sociocultural?
Contar con un programa o con actividades de animación sociocultural aporta numerosas beneficios, tanto para los residentes como para la propia residencia.
 
Cuando hablamos de los residentes, la animación sociocultural puede beneficiar en varias áreas.
  • Ayudar a disminuir la pasividad de los residentes, ya que mediante las actividades que se proponen la actividad de estos aumenta.
  • Mejora la vida social de los participantes, ya que las actividades tienden a ser grupales favoreciendo la relación entre ellos y evitando así el asilamiento y la soledad.
  • Es de gran ayuda en la cooperación y ayuda a sentirse como parte de un grupo social.
  • Aporta un beneficio para los residentes tanto físico como psicológico.
  • Ayuda a los participantes a mantener la independencia ya que realizan actividad por su propia cuenta.
  • Es un gran estímulo que les llena de felicidad, optimismo y motivación.
  • Es un buen aliado para prevenir la desorientación, tanto temporal como espacial.
  • Hace que los residentes olviden sus problemas y situación personal.  
Para la residencia impartir programas de animación sociocultural también es positivo, ya que se genera un entorno de felicidad y optimismo que es contagioso tanto para trabajadores como para las personas mayores que viven en la residencia. Con todo esto crean mayores vínculos y hacen que los que pasan sus días allí se sientan como en una gran familia.
 
Si te interesa formarte en animación sociocultural tienes a tu disposición el Curso Técnico Superior en Animación Sociocultural en Residencias.