La importancia del centro de menores como centro educativo

Blog » La importancia del centro de menores como centro educativo
La importancia del centro de menores como centro educativo
La importancia del centro de menores como centro educativo
Dentro de los centros de menores también existen centros de protección terapéutica. Aquí se tratan menores que sufren problemas psicológicos o psiquiátricos y por lo tanto tienen problemas para convivir de forma normalizada. Es por ello que reciben un cuidado personalizado que se centra principalmente en mejorar sus condiciones de salud mental. A base de ir cumpliendo pequeños objetivos cada día el menor va progresando y se va sintiendo capaz de abrirse y relatar sus verdaderos problemas e inquietudes.
 
En el centro de menores el educador, al ser el responsable de los jóvenes que se encuentren allí internados, debe adoptar con ellos una actitud cercana pero a su vez dejando claro su papel de encargado. Esto es importante para evitar que algunos menores confundan la cercanía con amistad y se crean capaces de hacer lo que les apetezca. Las tareas diarias como por ejemplo mantener su cuarto ordenado son necesarias para que el menor aprenda a llevar una rutina y comprenda que esto le va a ser de gran utilidad en su futuro. Estas tareas por simples que parezcan ya están llevando a cabo una función educativa.
 
Hay que destacar que en el centro de menores se llevan a cabo diversas actividades tanto sociales como educativas que son necesarias para el crecimiento como persona del menor. Existen centros de menores de día que funcionan como apoyo para aquellos niños que todavía no han cumplido la edad para ir obligatoriamente a la escuela. El contar con esta ayuda es muy necesario para los niños ya que al encontrarse en una situación social complicada se les puede hacer más difícil acceder a la educación y de esta forma podrán adquirir conocimientos que les serán útiles cuando vayan al colegio.
 
El educador que trabaja en un centro de menores debe ser paciente y tener en cuenta la difícil situación del menor y el entorno que le rodea. No puede pretender ver cambios de la noche a la mañana y es importante que tenga empatía con los niños.