Nutrición y personas con discapacidad, ¿qué debemos tener en cuenta?

Blog » Nutrición y personas con discapacidad, ¿qué debemos tener en cuenta?
Nutrición y personas con discapacidad, ¿qué debemos tener en cuenta?
Nutrición y personas con discapacidad, ¿qué debemos tener en cuenta?
La nutrición en las personas con discapacidad
 
Las personas con discapacidad han podido aumentar en los últimos años su la calidad de vida y han presenciado el establecimiento de modelos como el de la planificación centrada en la persona. Esto hace que pueda entrar en juego algo tan importante como es la nutrición, que en la mayoría de los casos tiene un papel muy importante para la salud y el bienestar general.
 
La inclusión de las personas con discapacidad en diversos ámbitos es ya una realidad, los avances en la intervención sociosanitaria y la implantación de los modelos de integración y rehabilitación han hecho que las personas con algún tipo de discapacidad tengan cada vez más posibilidades de desarrollar un estado completo de bienestar, algo en lo que influye directamente la dieta y la obtención de los nutrientes necesarios para afrontar el día a día con las energías necesarias y una buena salud en todos los aspectos.
 
Por ello cobra especial importancia la nutrición de personas con discapacidad como área primordial para disminuir los efectos adversos de la enfermedad. Lo anterior aplicado también al tipo de alimentación que respetando las características de la persona y de su estado de salud puede ayudar a reforzarla y se transforma en un eje fundamental para disminuir los efectos que pueda tener la discapacidad en el bienestar del sujeto.
Para que esto se cumpla es muy importante que el profesional cuidador cuente con los conocimientos necesarios para poder valorar el estado nutricional de las personas con discapacidad y tenga la capacidad de detectar aquellas situaciones que se puedan mejorar mediante la intervención nutricional.
 
Elementos a tener en cuenta
 
Como en cualquier caso para elaborar la dieta de las personas con discapacidad es crucial respetar sus gustos en cuanto a la alimentación, así que lo ideal es aplicar lo más adecuado para su nutrición permitiendo a la vez que disfrute de las comidas buscando el equilibro más adecuado entre salud física y bienestar.
 
Con todo, la dieta no debe saltarse la inclusión de verduras, carnes blancas y frutas, entre otros, ya que son elementos fundamentales para una salud de las personas con discapacidad. Si por alguna razón estos son necesarios dentro de la dieta y no es del gusto de la persona, pueden ser camuflados en forma de puré o cremas. Lo importante es no dejar de suministrárselos en ningún caso y encontrar estrategias positivas para una vida saludable.
Como norma general, las personas con discapacidad llegan generar problemas al masticar y también al tragar, por lo que la alimentación debe estar ajustada a estos inconvenientes. Este impedimento debe ser identificado por un profesional de la salud y su nutricionista, de modo que las recetas estarán adecuadas a que su proceso sea más liviano y responda bien a cada momento de comer.