Por qué es una buena idea trabajar con personas con discapacidad

Blog » Por qué es una buena idea trabajar con personas con discapacidad
Por qué es una buena idea trabajar con personas con discapacidad
Trabajar con personas con discapacidad puede servirnos para superar barreras y prejuicios asimilados injustamente de antemano. Tener un compañero o compañera con discapacidad nos puede servir ya no solo para entenderles mejor, empatizar más con ellos si no aprender sus ganas de superación en todo momento. Tener al lado un compañero de trabajo con discapacidad es, sin duda, una lección de vida.
 
No solamente en el proceso laboral, sino en la lealtad del empleado, las personas con discapacidad no solamente están dispuestas a trabajar, sino que se capacitan en los muchos cursos online y presenciales que existen. Hay personas que se especializan con estudio para ofrecer un mejor trato a persona con condiciones especiales.  ¿Quieres ser tú una de esas personas?
 
 
 Razones para contratar a una persona con discapacidad
 
 
Fueron muchos los grandes hombres que en vida tuvieron discapacidades: Stephen Hawking, Frida, Stevie Wonder, Beethoven, entre tanto otros de los que no se les niega su capacidad de genios que dejaron grandes obras para el mundo. Seguramente, trabajar para ellos, haya sido verdaderamente iluminador. Sin embargo, más allá de alguna personalidad con discapacidad, hay muchas razones para dedicarnos profesionalmente a este mundo.
Estas son algunas de las razones por las cuales deberías trabajar en el sector de la discapacidad.
 
1. Una oportunidad: Le das la oportunidad a una parte de la sociedad que tiene dificultades para ser empleada, precisamente por el estigma de ser una persona con discapacidad.
 
2. Responsabilizas: Conviertes a la empresa en socialmente responsable porque le das la oportunidad a personas con discapacidad a integrarse en la sociedad.
 
3. Ayudas: Trabajas en el favorecimiento de la diversidad dentro de la empresa mejorando el entorno y la interacción y forma de pensar de los empleados.
 
4. Luchas contra estereotipos. Ayudar a eliminar los estereotipos posiblemente instalados en los empleados y mejoras la sociedad.
 
5. Ayudas. Desde luego, no debería ser una razón, pero no es menos cierto que un empresario puede recibir deducciones de impuestos y ayudas por tener empleados con discapacidad dentro de la nómina.
 
6. Crees en alguien. Al trabajar con personas con discapacidad lo que estás haciendo es aprovechar la capacidad de estas personas que han sorteado grandes obstáculos y dan resultados sorprendentes cuando son empleados.
 
7. Haces del mundo un lugar mejor. Al integrar a personas con discapacidad no sólo haces que sus vidas sean mejores, sino que, también, haces que el mundo sea un lugar integrador en el que todo el mundo cuente y todo el mundo sume. En ocasiones, pequeñas acciones como ésta son las que pueden hacer el cambio.
 
8. Te autorrealizas. Trabajar con personas con discapacidad es algo que paga. Y es que no todo lo que podemos ganar en la vida es dinero o salario. Por eso, una gran parte del trabajo con personas con discapacidad está recompensada con ese sentimiento de deber cumplido.