Superemos el estigma de la enfermedad mental

Blog » Superemos el estigma de la enfermedad mental
Superemos el estigma de la enfermedad mental
Superemos el estigma de la enfermedad mental
Existen especialistas muy bien formados
 
 
Una de las razones por las que se debe superar el estigma de la enfermedad mental es porque, actualmente, contamos con una gran variedad de especialistas que se han formado en diferentes campos relacionados con la psicología y la psiquiatría. Así, podemos encontrarnos con profesionales que solo tratan a personas con depresión o con trastornos como la bipolaridad, por ejemplo.
 
 
Esto permite que exista una accesibilidad mucho mayor a este tipo de profesionales, muchos de los cuales incluso realizan consultas a través del ordenador (Skype) para que los pacientes se sientan más a gusto. Por eso, dado que la solución puede estar justo al lado, es importante superar el estigma de la enfermedad mental para que las personas que lo necesiten no duden en buscar la ayuda que precisan.
 
 
La enfermedad mental no nos define
 
En muchas ocasiones, uno de los estigmas que suelen sufrir las personas que tienen alguna enfermedad mental es el hecho de que otras las tildan de que están locas. Sin embargo, esta es una razón más por la que se debe superar el estigma de la enfermedad mental y es que esta no define quiénes somos. No somos una ansiedad o un trastorno de personalidad.
 
Al igual que cuando tenemos un dolor de barriga no nos identificamos con eso como si nosotros fuéramos dolor, lo mismo sucede con las enfermedades mentales. Al igual que cualquier dolor físico tienen tratamiento y solución. En el caso de que no tengan cura, pueden tratarse igualmente para que los pacientes puedan llevar una vida normal. Por lo tanto, es imprescindible superar el estigma de la enfermedad mental.
 
¿De dónde nace la vergüenza?
 
Como bien mencionábamos, actualmente, superar el estigma de la enfermedad mental es imprescindible porque en la época en la que vivimos estos problemas de salud mental se están normalizado. Es decir, al igual que vamos al médico de cabecera, también vamos al psicólogo sin que ello suponga una vergüenza.
 
Lo positivo es que hay muchas personas que se han animado a superar el estigma de la enfermedad mental y, por ello, es natural que en las conversaciones con los amigos o la familia se hable de ir al psicólogo como de ir al dermatólogo o al dentista, sin sentir ni vergüenza ni culpa por ello.
Las enfermedades mentales abarcan un amplio espectro desde la ansiedad hasta trastornos como la anorexia o la bipolaridad. La concienciación existente sobre la necesidad de buscar ayuda y resolver esto para poder tener una mejor calidad de vida, hace que superar el estigma de la enfermedad mental sea algo que, casi, se ha logrado por completo.
 
Los estigmas nunca reportan nada bueno. Solamente son una carga que provoca que las personas no pidan ayuda y se aíslen. Pero, también, esto puede hacer que piensen que hay algo de malo en ellas cuando no es así. Por eso es tan necesario superar el estigma de la enfermedad mental.
Como bien mencionamos, no es casualidad que haya tantos psicólogos a los que podemos recurrir con facilidad. Al igual que cuidamos nuestro cuerpo, debemos hacer lo propio con la mente. Es una parte de nosotros que no debemos desatender y, para ello, hay profesionales especializados en ayudarnos. Por todo esto, es tan importante superar el estigma de la enfermedad mental.