Trastornos alimentarios y salud mental, ¿cómo actuar?

Blog » Trastornos alimentarios y salud mental, ¿cómo actuar?
Trastornos alimentarios y salud mental, ¿cómo actuar?
Trastornos alimentarios y salud mental, ¿cómo actuar?
Las sociedades desarrolladas están constatando un incremento de casos clínicos con respecto a los trastornos alimentarios dentro de las consultas de salud mental. La sociedad del consumo; influenciada por la publicidad, las noticias y unos cánones de belleza irreales forman parte de las principales razones que llevan a las personas a adoptar conductas peligrosas para su salud con respecto a la alimentación.
 
Los Trastornos de la conducta alimentaria conllevan un grave peligro para el individuo y se manifiestan de modo directo en la cantidad de comida ingerida por el sujeto, oscilando entre los que comen en exceso y los que no ingieren la cantidad suficiente de alimento para su subsistencia.
Entre los Trastornos alimentarios más frecuentes se encuentran los siguientes:
 
Anorexia nerviosa
 
La anorexia nerviosa es un trastorno de origen neurótico que se manifiesta por el rechazo sistemático a los alimentos más frecuente en población juvenil y que suele aparecer acompañada de vómitos provocados, uso de laxantes, diuréticos, realización de ejercicio físico extremo que conduce a un gran adelgazamiento y en mujeres puede causar la desaparición de la menstruación y en hombres puede llevar a disfunción sexual.
 
Las personas que sufren anorexia nerviosa, por lo general no se sienten a gusto con su propio cuerpo y pese a su delgadez, siguen teniendo una imagen de sí mismas desajustada que les impulsa a comer cada vez menos con el objetivo de verse más delgadas.
Una variante es la denominada anorexia atlética, ligada a deportistas donde se exige un bajo peso corporal.
 
Bulimia nerviosa
 
La bulimia nerviosa se caracteriza por la alternancia de períodos en los que el sujeto come de modo compulsivo, con períodos en los que se provoca vómitos o emplea laxantes, diuréticos u otras sustancias para contrarrestar la cantidad de comida que ha comido ya que siente culpabilidad y malestar.
El perfil de la persona con bulimia nerviosa es de preocupación por el peso corporal y generalmente ocurre más en la población femenina que masculina, aunque también se dan casos en hombres.
 
Los individuos con esta patología generalmente tienen una autoimagen desajustada respecto a su peso y figura corporal.
 
Trastorno alimentario compulsivo o Binge eating
 
El Binge eating es un tipo de trastorno alimentario el sujeto come de modo impulsivo sin autocontrol. Como todos los tipos de trastornos alimentarios va vinculado al campo de la salud mental. A diferencia de la bulimia, los sujetos con este trastorno de la alimentación no tienen por qué manifestar culpabilidad o malestar tras la ingesta compulsiva de alimentos.
 
Trastorno del comedor nocturno
 
Este trastorno alimentario puede considerarse una variante del anterior. En este caso, se vincula a personas con tendencia a la depresión, que ingieren una gran cantidad de alimentos por la noche y que suelen carecer de apetito durante el resto de la jornada. Dentro de la salud mental, se clasifica como parasomnia, en ocasiones el sujeto no es consciente de estar comiendo e incluso puede ingerir sustancias no comestibles con su consiguiente riesgo para la salud.
 
 
Trastorno alimentario-emocional
 
El trastorno alimentario-emocional aparece en personas como reacción ante circunstancias diversas, estados de ánimo vinculados al estrés o al aburrimiento. La cantidad de alimento ingerida se ve incrementada y va muy vinculado al consumo de dulces, alcohol, aperitivos salados, refrescos y comida basura.
 
Plegorexia
 
Trastorno alimentario que ocurre en algunas mujeres durante el embarazo para no engordar. Para ello, se imponen dietas muy bajas en calorías y ejercicio intenso. Va asociado a un gran riesgo para la salud del feto y para la de la propia madre. Tiene un origen psicológico distinto al de la anorexia nerviosa según sostienen los expertos.
 
Vigorexia o trastorno de Adonis
 
Trastorno alimentario vinculado a lograr masa muscular debido a una insatisfacción con la autoimagen. Se manifiesta con una dieta estricta y el control del peso corporal acompañado de entrenamiento físico intensivo, posibilidad de ingesta de sustancias anabolizantes y a nivel de salud mental suele vincularse a cierta dificultad para entablar relaciones interpersonales.
 
Ortorexia
 
Trastorno alimentario ligado a la excesiva preocupación por la salud a través de la alimentación con conceptos distorsionados sobre nutrición. El sujeto con este trastorno se obsesiona con ciertos alimentos o técnicas culinarias que excluye de su alimentación y puede conducir incluso a la pérdida de relaciones sociales y afectivas. En sus inicios comienza como un modo de modo de mejorar la salud o perder peso, pero acaba convirtiéndose en el foco central de sus vidas.
 
Los Trastornos de la alimentación son graves y precisan de tratamiento por parte de especialistas en este ámbito, del mismo modo, es de vital importancia para superarlos contar con la ayuda incondicional de los familiares y resto del círculo social del afectado.