7 Síntomas de una tecnoadicción en niños

Blog » 7 Síntomas de una tecnoadicción en niños
7 Síntomas de una tecnoadicción en niños
Hace tiempo se decía que los niños nacían con un pan bajo del brazo, ahora, sin embargo, los más pequeños se puede decir que nacen con un móvil, una tablet o una videoconsola bajo él. Y es que las nuevas generaciones muestran conocimientos tecnológicos desde la cuna.
 
Esta pericia a la hora de manejar la tecnología tiene muchas partes positivas, ya que el ser nativo digital permite a los pequeños adaptarse a los cambios del mundo más más rápido. Pero no es oro todo lo que reluce que los más pequeños manejen todo tipo de aparatos tecnológicos a la perfección. Esto, que a priori puede parecer muy positivo, se puede convertir en una tecnoadicción si no se controla y se establecen unos límites al uso de dispositivos tecnológicos.
 
¿Cómo saber si un niño sufre de tecnoadicción?
Ver a un infante con cualquier aparato tecnológico se ha convertido en un hecho de lo más cotidiano, tal es así, que es difícil saber si el uso de la tecnología por parte del niño está dentro de los parámetros normales o, si por el contrario, está dentro de lo que se conoce como tecnoadicción.
 
Para saber esto, hay que tener en cuenta 7 síntomas que te ayudarán a conocer el grado de afectación que tiene tu hijo con la tecnología.
 
  • Estar todo el día al lado del móvil, tablet o cualquier videoconsola sin poder pasar varios minutos sin conectarse a ellos.
  • Mostrar mal humor cuando se les priva del uso de sus aparatos tecnológicos.
  • Decir que no se tiene una adicción a la tecnología.
  • Mayor gratitud cuando se les da sus aparatos tecnológicos frente a cualquier otro tipo de sorpresa, regalo o premio.
  • Bajada generalizada de los resultados académicos.
  • Aislamiento. El pequeño no socializa como antes o le cuesta estar cómodo en presencia de otros niños e, incluso, otros adultos.
  • Necesidad de disponer de más tiempo para emplearlo en la tecnología que le crea adicción.
 
¿Qué hacer para no caer en un comportamiento adictivo?
Privar totalmente a los pequeños de la tecnología no es para nada una solución que ayude a acabar con la tecnoadicción. Debes saber que todos estos avances pueden ayudar a que tu hijo desarrolle ciertas aptitudes que le servirán de adulto y a que mejore sus rendimientos académicos durante su etapa estudiantil, así que nunca debes privar a los niños del uso de la tecnología. Sin embargo, sí que puedes realizar ciertas acciones para evitar la tecnoadicción en menores:
 
  • Establecer unos horarios para el uso de la tecnología.
  • No dejar llevar el móvil, ni otros aparatos tecnológicos, a las habitaciones. Así se asegura un buen descanso.
  • Por supuesto, apartarlos durante las comidas y cenas, ya que éste es momento de socializar con la familia.
  • Enseñar que el móvil no es lo primero que se ve por la mañana, ni lo último que se observa por la noche.
  • Intercalar los juegos tradicionales con juegos tecnológicos.
  • Apuntar a los pequeños a actividades extraescolares o deportes de equipo, con el fin de reducir el aislamiento.
Y siempre hay que recordar, que infancia solo hay una y que los niños, por muy tecnológicos que sean, deben socializar con gente de su edad de manera física, con lo que las actividades tradicionales nunca deben dejarse de lado por las tecnologías. En el equilibrio está el punto.