Cómo capacitarse para la dirección de Centros especiales de empleo

Blog » Cómo capacitarse para la dirección de Centros especiales de empleo
Cómo capacitarse para la dirección de Centros especiales de empleo
Cómo capacitarse para la dirección de Centros especiales de empleo
El profesional que opte por el Curso para Dirección de Centros Especiales de empleo tendrá como objetivo central poder proporcionar a los trabajadores con alguna discapacidad diagnosticada, la asignación de un trabajo en el que sea considerado productivo y a la vez que pueda ser remunerado. Con el Curso para Dirección de Centros Especiales de empleo se podrá definir un perfil adecuado a las características psicomotoras de cada persona, dependiendo de su perfil se asignarán actividades que le faciliten la integración en el mercado laboral más competitivo.
 
 
¿Qué se aprende en el Curso para Dirección de Centros Especiales?
 
 
Con el Curso para Dirección de Centros Especiales de empleo se pueden aprender todas las habilidades necesarias para optar por una vacante en el Centro Especial de Empleo, en el cual se buscará profundizar en el reconocimiento y diagnóstico de cada situación. Con este curso los profesionales podrán capacitarse para realizar un tratamiento personalizado y analizar las condiciones actuales de cada persona según sea el área de trabajo que aspira.
 
 
Una de las ventajas del Curso para Dirección de Centros Especiales de empleo es que permite realizar análisis a nivel legislativo, práctico y metodológico, permitiendo que se conozcan con inmediatez los cambios y avances que se dan las diferentes leyes que regulan este sistema de inclusión laboral. Una de las funciones más trascendentales de este perfil profesional es que permite conocer y difundir todos aspectos básicos de integración laboral de las personas con discapacidad.
 
 
La promesa de estos profesionales con el Curso para Dirección de Centros Especiales de empleo es que buscan garantizar una integración real para las personas discapacitadas al sistema ordinario de trabajo y a su vez garantizar que puedan disfrutar de todos los beneficios del empleo protegido, una figura legal que protege a las personas con discapacidad y que vela por mejores beneficios, mayor inclusión y una garantía de oferta que buscan extender para todos.
 
 
¿Qué dice la ley sobre el empleo protegido en España?
 
 
La historia del empleo protegido en España tuvo su punto de partida en la Ley de Integración Social de los Minusválidos que data del año 1982, desde entonces ha evolucionado con favorables resultados en casi 40 años desde su publicación. La Ley del Empleo protegido en España sigue teniendo como meta poder equilibrar la dura realidad que viven las personas con discapacidades en relación a los que no poseen este tipo de condiciones, pero gozan de beneficios.
 
 
La ley de empleo protegido también busca duplicar el número de personas que visitan los centros especiales de empleo.
Un caso de reforma se produjo con las leyes de 1994 y 2001, logrando un impacto lento pero positivo en la situación laboral de las personas con discapacidad mientras que la normativa ha logrado enfatizar que es necesaria una verdadera integración laboral de este colectivo.
 
 
Comparando la evolución de las leyes de empleo protegido, los contratos para personas discapacitadas pasaron del 0,15% al 0,25% en esos siete años de reforma. Aún se busca mantener la oferta de empleo a este colectivo visto como minoría. Para lograrlo se ha planteado multiplicar hasta cinco veces el gasto estatal en la materia donde los profesionales del Curso para Dirección de Centros Especiales de empleo tendrían oportunidades.