Cómo detectar el TDAH en niños

Blog » Cómo detectar el TDAH en niños
Cómo detectar el TDAH en niños
El TDAH es lo que se conoce como trastorno por déficit de atención, y actualmente es uno de los trastornos del neurodesarrollo infantil que más se sufren.
 
Se calcula que entre el 6 y el 10% de los niños padece de TDAH, un porcentaje realmente alto. De este total de niños con TDAH no todos son diagnosticados como tal por no tener claros los síntomas que presenta este trastorno.
 
Es muy común en escuelas y colegios que a los niños que sufren de TDAH se les etiquete de malos estudiantes o con mal comportamiento, ya que sus notas sufren bajadas y su comportamiento no es igual que el del resto de compañeros. Este encasillamiento equivocado del niño se debe a que no se ha diagnosticado correctamente el TDAH, con lo que no se puede aplicar un tratamiento adecuado para que el niño no sufra las consecuencia del trastorno.
 
Síntomas más frecuentes del TDAH
Los síntomas más frecuentes del TDAH se pueden dividir en tres grandes bloques: Falta de atención y concentración, impulsividad e hiperactividad.
 
Falta de atención y concentración
  • Este es el síntoma más  claro asociado al TDAH. Se puede manifestar de diversas formas:
  • El niño presenta dificultades a la hora de llevar un orden para realizar tareas.
  • Se distraen fácilmente con cualquier otra cosa.
  • Tienen problemas para mantener la atención hasta el final de una tarea.
  • Les cuesta empezar a hacer tareas, como ponerse a hacer los deberes.
  • Parece que no prestan atención cuando hablas con ellos.
  • Pierden u olvidan cosas importantes.
 
Impulsividad
Los niños con TDAH se consideran impulsivos, de ahí que respondan en momentos poco oportunos y que no dejen acabar de hablar a la otra persona. Otro síntoma de su impulsividad es que les cuesta obedecer órdenes, debido en parte, a su falta de atención citada anteriormente.
 
Hiperactividad
El tercer eje del TDAH se basa en la hiperactividad. Son niños muy inquietos, tienden a levantarse de la silla y a moverse por las habitaciones sin ir exactamente a por una cosa en concreto. Hablan mucho, y muy a menudo hacen ruidos y/o cantan. A la hora de jugar les cuesta esperar su turno.
 
Por todo esto, los niños con TDAH son etiquetados como molestos y en algunas ocasiones conflictivos por su mal comportamiento en el colegio. Frente a esto, lo mejor es consultar a un experto para que dictamine si el niño padece o no TDAH y si es así, comunicarlo de inmediato en el colegio.
 
Si quieres saber más sobre trastornos infantiles, no te pierdas este curso sobre salud mental