Cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer

Blog » Cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer
Cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer
Cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer
El diagnóstico de Alzheimer es importante que se realice lo más rápido posible, será así la única manera de ayudar a nuestros mayores. Si logramos reconocer la enfermedad en un estado temprano, podremos iniciar un tratamiento que mejore la atención del familiar y los planes de futuro con esa persona.
 
 
Los primeros signos que pueden indicar Alzheimer
 
 
Como hemos visto, es imprescindible estar atento a las señales que indiquen que alguien puede estar sufriendo Alzheimer. Sabemos que es difícil que el propio paciente sea consciente de su enfermedad, por ello debemos ser los demás quienes observen su avance.
 
Este es un problema que afecta a todos los aspectos de la vida diaria, y que tiende a empeorar con el tiempo. Lo primero que recomendamos a todos es que se pase algo más de tiempo con nuestros familiares, y que aprendamos a escuchar a nuestros mayores. Así no solo estaremos haciéndoles más felices con nuestro tiempo, sino que podremos observar cambios que nos alerten.
 
El principal síntoma del Alzheimer temprano es la pérdida de la memoria, con dificultad a la hora de recordar eventos pasados. También conlleva una gran dificultad para concentrarse, planificar el futuro o resolver tareas y problemas hasta entonces sencillos. Eso también incluye las tareas del hogar más básicas.
 
Otro detalle con el que podremos intuir que estamos ante un brote de Alzheimer es la confusión de los lugares y de la temporalidad, con dificultad para ubicarse. Las dificultades visuales o fallos en la relación al espacio y la profundidad también aparecen en los primeros estados de la enfermedad.
 
En muchos pacientes de Alzheimer se observan cambios bruscos de humor, desde la depresión hasta la agresividad, con muy poco control de su fuerza. Tomar malas decisiones ante problemas sencillos o querer apartarse de la vida social pueden ser también signos del avance de este problema.
 
Por último, también encontramos dificultades con el lenguaje y confusión de términos, tanto al escribir como al hablar. El Alzheimer ataca a muchas áreas diferentes de nuestro día a día y es importante dar con él lo antes posible para retrasar su expansión.
 
 
Beneficios de diagnosticar el Alzheimer de forma temprana
 
 
Conocemos muchos casos en los que el Alzheimer o cualquier otra enfermedad relacionada con el cerebro y sus capacidades se tratan como un tabú. Esto no solo no hace desaparecer la enfermedad, sino que retrasa un posible tratamiento de control. Comprendemos la dificultad que tiene afrontar este suceso, pero debemos acudir al médico ante los primeros síntomas nuestros o de un familiar.
 
Existen métodos con medicamentos y sin medicamentos que pueden aligerar todo lo que conlleva el Alzheimer. Se extienden recetas para tratamientos que frenan el deterioro cognitivo, además de otorgarse la posibilidad de participar en ensayos clínicos. También es importante que nuestro sanitario nos ofrezca una guía tanto al paciente como a los familiares sobre esta enfermedad y los cuidados para mejorar la calidad de vida.
 
Gracias a esta información podrás tomar algunas decisiones importantes como los cuidados del hogar y la atención al paciente, un plan financiero y quién se encargue de él o las decisiones médicas futuras relacionadas o no con el Alzheimer. Sobre todo, el diagnóstico temprano te ayudará a hacer todas las preguntas necesarias y resolver la mayoría de tus dudas.
 
Si eres una persona de riesgo o convives habitualmente con una, trata de prestar atención a los signos que puedan denotar Alzheimer. Ya has visto la importancia que tiene su detección temprana para mejorar la calidad de vida del paciente.