Cómo identificar el acoso sexual y por razón de sexo, y qué hacer

Blog » Cómo identificar el acoso sexual y por razón de sexo, y qué hacer
Cómo identificar el acoso sexual y por razón de sexo, y qué hacer
Cómo identificar el acoso sexual y por razón de sexo, y qué hacer
Para enfrentarnos a este tipo de situaciones existen diversos cursos en materia de prevención que ponen de manifiesto esta problemática y trata de ponerle remedio. Todos los agentes sociales deben poner su empeño en lograr una igualdad real entre hombres y mujeres, donde aún queda mucho por recorrer.
 
 
¿Cómo puedo identificar el acoso sexual?
 
 
Puede que lo estés viviendo en primera persona o te lo encuentras en tu puesto de trabajo día tras día. Para que lo comprendas, queremos darte algunos detalles de cómo puedes intuir esta circunstancia y dar una solución lo antes posible. Debes saber que, a pesar de que las relaciones de poder (director, supervisor, etc) son muy comunes entre estos actos, el acosador puede tener cualquier tipo de relación con la víctima.
 
Los primeros signos del acoso sexual pueden empezar con contacto físico no deseado, simples toques fuera de lugar que pueden pasar desapercibidos. También mantener conversaciones sobre sexo, fantasías o relatos pasados que están fuera de lugar y contexto.
 
También las condiciones de trabajo pueden revelar acoso sexual o acoso por razón de sexo. Esto ocurre cuando algunas bonificaciones o ascensos conlleven favores sexuales de manera explícita o implícita. Este es el siguiente paso que suelen dar los acosadores, incluyendo mensajes o correos electrónicos de naturaleza sexual no deseados.
 
Las insinuaciones sexuales explícitas son el último paso del acoso sexual antes de la agresión. Esto, además, se enmascara en forma de intercambio de favores con una fuerte presión para mantener relaciones hacia la víctima.
 
 
¿Cómo enfrentarse al acoso sexual?
 
 
Como indicábamos antes, esto es válido tanto para quien lo sufre como para quien ha presenciado una escena similar a su alrededor. Lo más importante que se debe hacer es denunciar, desde el primer momento, para que las autoridades se pongan a trabajar de inmediato.
 
También es fundamental, si eres víctima, que no sientas vergüenza ni culpabilidad. Sabemos que esto puede ser complicado, porque a veces nuestro entorno no nos sirve de apoyo, pero nada justifica el acoso sexual. Ni tu manera de vestir, ni la forma de tu cuerpo ni absolutamente nada.
 
En relación al punto anterior, te recomendamos que busques ayuda también muy rápidamente. Ya sea un familiar, un amigo o alguien del trabajo; cuéntaselo a la persona con la que tengas confianza y sepas que puede echarte un cable. La figura de un psicólogo puede ser clave en estos casos. Así sentirás que tienes a alguien a tu lado que puede ayudarte en los peores momentos.
 
Y, por último, no te calles. Expón tu caso en redes sociales, compártelo con otras víctimas, sal a la calle a defender tus derechos… Haz todo lo posible para que el mundo se entere de que el acoso sexual sigue practicándose hoy en día y muchas personas lo sufren. Entre todos conseguiremos acabar con las desigualdades de género.
 
Esperamos que este breve y sencillo artículo te sirva para conocer más sobre el acoso sexual, cómo identificarlo y qué podemos hacer para detenerlo. Las acciones de unos pocos no deben empañar el esfuerzo de toda la sociedad por avanzar y conseguir un mundo más justo.