¿Cómo manejar el TDAH en un adolescente?

Blog » ¿Cómo manejar el TDAH en un adolescente?
¿Cómo manejar el TDAH en un adolescente?
Para aquellos que los desconozcan, el TDHA son las siglas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Como su propio nombre indica, es un trastorno de la conducta determinado por una distracción que provoca el hecho de desviar la atención de forma momentánea, nerviosismo motor, desequilibrio emocional y comportamientos nerviosos.
 
Normalmente el TDAH suele darse en niños de edad escolar, pero al llegar a la adolescencia un 70% de estos niños siguen teniendo síntomas de este trastorno del comportamiento. Además la adolescencia es un momento de cambio y de transición en la vida de cualquier niño, así pues aunque no haya padecido síntomas del TDAH durante su niñez, es posible que debido al aumento del nivel de exigencia, empiecen a aparecer ciertos síntomas.
 
Algunos de los síntomas que se pueden dar en un adolescente con TDHA son:
  • Falta de atención. Problemas para concentrarse durante un largo periodo de tiempo, como puede ser en un examen, durante una película. o en las clases. Este indicio puede ser el causante de un bajo rendimiento escolar, ya que no prestan atención a las tareas que están realizando, ni son capaces de permanecer concentrados para poder estudiar.
  • Hiperactividad. Cuando se es niño se manifiesta a través del aparato motor, pero en la adolescencia es una inquietud interna que se manifiesta con ticks como morderse las uñas, dar golpecitos o no poder estar sin nada en las manos.
  • Impulsividad. Son muy impulsivos, se entrometen en asuntos que no les corresponden, suele cortar las conversaciones de los demás de manera frecuente y todo esto les lleva a que el resto del mundo les vea como personas mal educadas, cuando en realidad no es así.
 
Consejos para tratar a un adolescente con TDAH
 
Antes que nada, debes ser consciente de qué es a lo que te enfrentas, por lo que el primer paso es pedir ayuda a profesionales para que te informen de todo sobre este tipo de trastorno. Después, deberías mantener una conversación con tu hijo explicándole la situación para que él también entienda lo que le pasa. Eso sí, no debes tratarlo como una enfermedad rara y sin cura, sino como un cierto desequilibrio conductual, que todas las personas padecen, pero unas en mayor medida que otras. Además, tienes que dejarle lo suficientemente claro, que si sigue una serie de consejos y toma su medicación podrá llevar una vida normal.
 
En segundo lugar tu apoyo y comprensión será clave. Puedes animarle a que se marque ciertas metas y que se proponga conseguirlas. Darle la enhorabuena cada vez que realiza una tarea y la termina o inculcarle el hábito de que se organice las tareas que debe hacer en un día. Todas estas pautas ayudarán a que el adolescente con TDAH se estructure mejor y vea que puede lograrlo.
 
Por último, para que su nivel académico no se vea absolutamente mermado, tienes que establecer un tiempo determinado que será para el estudio. Acondicionar un lugar de la casa apropiado para que estudie, sin distracciones y con mucha luz. Intentar no fallar a las clases y pasar los apuntes del día a limpio para que los entienda mejor.