¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos a un enfermo y sus familiares?

Blog » ¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos a un enfermo y sus familiares?
¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos a un enfermo y sus familiares?
Cuando una persona se enfrenta a una enfermedad de larga duración su vida, y la de aquellas personas que le rodean, cambia totalmente. Tanto a nivel físico como a nivel psicológico, la enfermedad empieza a hacer mella en la vida de los pacientes y eso, tarde o temprano, empieza a incidir también en la de sus cuidadores y familiares más cercanos.
 
Frente a esto, existen numerosos estudios que confirman que los cuidados paliativos son beneficiosos tanto para enfermos como para sus círculos más íntimos.
 
¿Qué son los cuidados paliativos y cómo pueden ayudar?
Los cuidados paliativos, tal y como lo define la Organización Mundial de la Salud, son una serie de técnicas cuyo objetivo es mejorar la vida de los enfermos y sus familiares. Este tipo de cuidados se centra más en cómo vive la enfermedad la persona y no tanto en la propia enfermedad, es decir, su objetivo no es curar la enfermedad, sino hacer que ésta sea más llevadera. Frente a esto, es lógico preguntar si realmente puede ayudar los cuidados paliativos, y la respuesta es un sí.
 
Mejoras a nivel físico
Sin lugar a dudas, cuando una enfermedad de larga duración aparece en la vida de una persona, los primeros síntomas que se hacen visibles son a nivel físico, siendo el dolor el máximo exponente de los síntomas.
 
Las técnicas de cuidado paliativo, ayudan a mejorar el dolor de los pacientes, y otros muchos síntomas asociados a él como la fatiga, el insomnio y la inapetencia frente a la comida. Estudios recientes demuestran que, aquellos enfermos cuyo tratamiento se complementó con cuidados paliativos mejoran su estado de vida e incluso, consiguen alargar su esperanza de vida, ya que, al sentir menos dolor y sentirse más arropados, tienen más fuerza para seguir con el tratamiento de la enfermedad.
 
Mejoras a nivel psicológico
Cuando se habla de una enfermedad, ésta no sólo hace mella en el físico de las personas que la padecen, sino que también le afecta psicológicamente, algo que también sucede a los familiares.
En este nivel, los cuidados paliativos pueden ayudar tanto a los enfermos como a cuidadores y familiares. Entender la enfermedad y saber cómo enfrentarse a ella son dos de las principales áreas que trata el cuidado paliativo dentro del área psicológica. Gracias a los grupos de apoyo y al asesoramiento especializado y personalizado, el estrés, el miedo, la depresión y la ansiedad se suavizan dejando paso a un estado de salud mental más relajado que favorece al estado de salud de la persona enferma. Además, los cuidados paliativos hacen que los familiares estén preparados ante el fallecimiento de su ser querido, de manera que su partida sea lo menos traumática posible.