Primeros síntomas de trastornos psicóticos

Blog » Primeros síntomas de trastornos psicóticos
Primeros síntomas de trastornos psicóticos
La psicosis es uno de los trastornos más preocupantes, pero aprender a identificar los síntomas tempranos puede hacer una gran diferencia.
Durante muchos años, la salud mental fue subestimada y descuidada por las autoridades sanitarias, gobiernos y la población en general. Lo bueno es que los tiempos han cambiado y ahora muchos son conscientes de cuán importante es cuidarla y, sobre todo, abordarla cuando esta flaquee. Pero primero es necesario aprender a identificar los síntomas de deterioro. Aquí el énfasis va en los trastornos psicóticos.
 
La psicosis es uno de los trastornos más preocupantes, pero aprender a identificar los síntomas tempranos puede hacer una gran diferencia. Estos, por lo general, se manifiestan en la adolescencia, una etapa en la que los padres aún deberían ejercer cierta supervisión sobre los jóvenes. De detectarlos a tiempo, el pronóstico mejoraría sustancialmente, razón que justifica que hablemos de este tema a continuación.
 
 
 
¿Qué es la psicosis?
 
La psicosis es una condición en la que una persona pierde el contacto con la realidad. La capacidad de pensar se altera al punto de no poder comprender o diferenciar lo que es y no es real; esto, a su vez, conlleva un cambio de comportamiento muy evidente que puede empeorar con el tiempo. Cuando una persona empieza a padecerla, se considera que está experimentando episodios o trastornos psicóticos.
 
Los episodios pueden aparecer por primera vez en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, las estadísticas disponibles sugieren que los primeros síntomas empiezan a aparecer al final de la adolescencia y los 25 años de edad. Hasta 2018, estas también sugerían que, en España, alrededor del 3% de la población padece trastornos psicóticos; esto equivale a unos 1.400.000 de personas afectadas en dicho territorio.
 
 
Síntomas prodrómicos, los primeros signos de la psicosis
 
 
Ahora bien, hablar de los primeros signos de la psicosis amerita introducir un término muy empleado en la psicología enfocada en este tema: los síntomas prodrómicos. Se definen como síntomas atenuados o débiles de la psicosis, pero no por ello son deben tomarse a la ligera. De hecho, el Dr. Christoph Correll afirma que, al hacer seguimiento a las personas con estas señales, un tercio de ellas desarrollará trastornos psicóticos.
 
Los síntomas prodrómicos son leves y pueden confundirse con otras condiciones, por lo que es necesario estar atentos. Entre ellos, destaca la negativa a ver a los amigos; abandonar la rutina de higiene; sentir que la gente quiere hacerles daño; incluso ver u oír cosas que no existen para los demás. Estos pueden evolucionar en un amplio espectro que va de muy, muy leve a severo.
 
Las personas con trastornos psicóticos también pueden experimentar cambios bruscos de estado de ánimo. En un momento pueden sentirse muy excitados y, sin razón aparente, sufrir un declive emocional. En algunos casos, también puede ocurrir un cese en la manifestación de las emociones hacia las personas que los rodean; y esto, poco a poco, las va arrastrando al aislamiento y desconfianza hacia los demás.
 
Otros síntomas tempranos de los trastornos psicóticos son hablar de forma incoherente o cosas que no parecen tener sentido. De igual forma, puede haber comportamientos inapropiados en determinadas ocasiones. Y, por último y no menos importante, los afectados también pueden experimentar depresión, ansiedad, falta de motivación, insomnio; en definitiva, dificultad para realizar sus actividades cotidianas.
 
 
La importancia de detectar y abordar los primeros síntomas de la psicosis
 
 
Es importante resaltar que los síntomas que preceden a los trastornos psicóticos pueden transformarse con el paso del tiempo. En algunos casos, estos pueden desvanecerse y la persona puede llevar una vida relativamente normal, o bien pueden mantenerse leves. Mientras que otros podrían evolucionar al trastorno más vinculado con estos síntomas prodrómicos: la esquizofrenia.
 
Por fortuna, existen tratamientos para los trastornos psicóticos que se manifiestan en la adolescencia. De hecho, implementar a tiempo ciertos cambios de hábito puede ayudar a controlar o desaparecer algunos de estos síntomas. Entre ellos, como es común, una correcta higiene del sueño, así como el apoyo psicológico para tratar otros problemas como la ansiedad.
 
La evidencia sugiere que detectar los síntomas tempranos de los trastornos psicóticos y abordarlos puede retrasar el progreso de la enfermedad; en algunos casos, puede impedir que esta se desarrolle por completo mejorando el pronóstico de salud mental de los pacientes. Lo importante es estar atentos a su aparición y buscar apoyo en profesionales para aplicar el tratamiento correspondiente.