Responsabilidad Social Corporativa, ¿aún no sabes lo importante que es para tu empresa?

Blog » Responsabilidad Social Corporativa, ¿aún no sabes lo importante que es para tu empresa?
Responsabilidad Social Corporativa, ¿aún no sabes lo importante que es para tu empresa?
Responsabilidad Social Corporativa, ¿aún no sabes lo importante que es para tu empresa?
Cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa en una empresa nos estamos refiriendo a todo un modelo de gestión que busca el interés general. Se trata de poner en marcha acciones y programas que generen un impacto positivo o minimicen los negativos en todo lo referente a la propia compañía, pero también en el entorno social, ambiental y económico.
 
¿Es una utopía? Realmente, no porque la Responsabilidad Social Corporativa no es un objetivo en sí misma, sino un medio para mejorar tanto el funcionamiento de la empresa como el entorno en el que desarrolla su actividad. Cualquier paso que se dé en ese sentido siempre será una victoria.
¿Qué se consigue con la Responsabilidad Social Corporativa?
 
 
La idea de la Responsabilidad Social Corporativa en la empresa nació en los años 90, en un momento en el que la globalización comenzaba a ser una realidad, dejando ver los beneficios que iba a aportar, pero también las desventajas en forma de desequilibrios sociales, de vulneración de derechos, de consecuencias para el medio ambiente y del desmedido aumento del poder de las grandes empresas.
 
Con la puesta en marcha de programas de Responsabilidad Social Corporativa se trata de ayudar a corregir estos desequilibrios y problemas. El beneficio será común, pero para la propia empresa supone importantes ventajas que no hay que pasar por alto.
 
Por una parte, la Responsabilidad Social Corporativa mejora la valoración de la empresa, a todos los niveles. Una compañía con prestigio gana en competitividad. Y no solo eso, sino que será más fácil atraer a nuevos talentos dispuestos a trabajar en una empresa que goza de buena reputación. Este mismo aspecto también es un incentivo para el resto de empleados, que elevarán la productividad.
 
Por otra parte, poner en marcha políticas de Responsabilidad Social Corporativa, como señalábamos, tendrá una repercusión positiva en el entorno. En un mundo cada vez más amenazado por desigualdades y ataques al medio ambiente, la incorporación de prácticas responsables se valora enormemente. Un aspecto se acaba traduciendo en más clientes y, sobre todo, más fieles.  
 
Y aún hay otro beneficio importante de la Responsabilidad Social Corporativa. Poner en práctica políticas responsables significa mejorar la eficiencia. Se busca proteger el medio ambiente con prácticas responsables y, entre ellas, están el ahorro de energía y el reciclaje. Son cuestiones que, a la larga, también tendrán un reflejo en los resultados de la empresa.
 
¿Cómo aplicar la Responsabilidad Social Corporativa en la empresa?
 
Con unas aspiraciones tan elevadas, puede parecer complicado poner en marcha Programas de Responsabilidad Social Corporativa en una empresa, sobre todo porque en la labor deben estar implicados todos los departamentos. Sin embargo, hay una serie de pautas básicas que pueden servir de guía:
 
-La Responsabilidad Social Corporativa se aplica desde dentro. Por ello, incluye cuestiones básicas como buenas prácticas de trabajo en la empresa (ayudas a los empleados, políticas de concienciación laboral, etc), el respeto absoluto a la legislación, prevención y lucha contra el fraude y políticas de transparencia absoluta.
 
-A nivel general, una política de Responsabilidad Social Corporativa debe incluir programas que beneficien a la comunidad. Pueden ser programas de becas, medidas de protección de la salud o el empleo, iniciativas para luchas contra las desigualdades sociales y, por supuesto, prácticas respetuosas con el medio ambiente.
 
Con estas premisas, la aplicación de políticas de Responsabilidad Social Corporativa se ha convertido en un mecanismo más para el crecimiento de la empresa. Un crecimiento que, lejos de generar desequilibrios, redunda en el bien general.