El uso de las nuevas tecnologías es cada vez más extendido. Tanto es así que ha llegado a rehabilitación, tanto física, psicológica como social. Por ello os hablamos de la utilización de los videojuegos como herramientas para la implementación de tratamientos rehabilitadores integrales. 
¿Alguna vez te has planteado cómo podrías mejorar la vida de las personas con discapacidad intelectual tanto a título profesional como personal? Seguramente lo hayas pensado, pero es probable que no hayas llegado a una solución realmente buena. Con el fin de ayudar en este tema, hoy vamos a hablar del apoyo conductual positivo. 
 
Todo educador debe ser capaz de reconocer desde su punto de partida, las realidades a las que se exponen los centros de menores.
La felicidad no sería completa sin la oportunidad de relacionarnos con otras personas, mostrar todo nuestro afecto a amigos, pareja y familiares, y como no, de vivir una sexualidad plena y satisfactoria.
A nadie en la actualidad se le ocurriría cuestionar la tremenda labor social y educativa que desde los centros de menores (en todas sus vertientes) llevan a cabo los educadores que en este campo se desarrollan profesionalmente. 
Cuando hablamos de menores en situación de dificultad social nos referimos a aquellos niños y jóvenes que se encuentran en desamparo, los que tienen cualquier tipo de actitud problemática y/o violenta y los que se encuentran en un entorno familiar disfuncional. 
Los centros de servicios sociales son centros de información, atención y orientación para tratar cualquier tipo de problema social que puedan tener los individuos y las familias. Como veis la definición de centros sociales abarca muchas campos de actuación, es por eso que el personal que trabaje en ellos debe estar bien formado en cada una de las áreas que se necesite.
 
El Apoyo Conductual Positivo es un planteamiento basado en el respeto de los valores de la persona y en la derivación eficaz de hipótesis funcionales sobre el comportamiento problemático. Su objetivo no es otro que reducir el comportamiento problemático y aumentar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.
En ISES somos conscientes de la necesidad de contar con profesionales plenamente formados en cada una de las distintas áreas que conforman un centro de menores. Es por ello, que hemos lanzado una nueva oferta formativa on-line dirigida a mejorar las capacidades y técnicas que en ellos se precisan. 
La Arte-terapia como disciplina, desarrolla procesos terapéuticos significativos, a través de la expresión creativa artística, para acompañar y posibilitar un cambio a nivel personal. Se basa en el conocimiento y la práctica del arte, y en el estudio del desarrollo humano y las teorías psicológicas.
 

Páginas