Claves para mejorar la comunicación con el paciente

Blog » Claves para mejorar la comunicación con el paciente
Claves para mejorar la comunicación con el paciente
Cuando un paciente acude a nuestra consulta o se encuentra ingresado debido a alguna dolencia, la comunicación con éste debe ser siempre positiva, clara y directa. El paciente se encuentra en una situación, en ocasiones, preocupante o al menos no en la más idílica ya que se encuentra ante una enfermedad, lesión o patología a la que necesita ponerle cura. No podemos mostrarnos fríos, distantes o con una actitud que no transmita -a parte de profesionalidad- confianza. Saber cómo mejorar la relación con el paciente es clave.
 
Pero claro, aquí ocurre como en todos lados. No todas las personas se deben porque caer bien, eso está claro. Y lo mismo puede pasar entre el paciente y el profesional sanitario. Sin embargo,  el contexto debe empujar obligatoriamente a que la situación se revierta y por tanto ayude a el trato entre ambos mientras haya esa relación sanitario-profesional sea lo más adecuada posible pero ¿cómo? la empatía debe estar siempre presente.
 
 
El paciente no se encuentra bien y siempre debemos ponernos en su piel: tener una enfermedad o una lesión -aunque sea mínima o eventual- no es algo que nadie desea. Debemos tener paciencia y desde ella mejorar la relación con el paciente.
 
 
Tips para mejorar la comunicación paciente y profesional
 
 
Puede que creas que no es importante pero lo es más de lo que piensas, la comunicación no verbal ayudará a acercarte al paciente. Los gestos y las posturas que adoptemos cuando estemos tratándole serán de vital importancia para que el paciente se sienta seguro y cómodo de nosotros, que proyectemos al fin y al cabo una buena imagen hacia él.
 
Al establecer un diálogo con el paciente, es importante saber escuchar y no recriminar nada. Sobre todo al principio, opta por preguntas abiertas, escucha atentamente y deja que el paciente se explaye. Así también conseguirás captar o dar con algunos detalles que seguramente te sirvan para entenderle mejor clínicamente.
 
Permítele que te haga todas las preguntas que sea, que coja confianza contigo y aunque debas repetirle la información, es importante que la entienda, la capte, la asuma y la interiorice.  Puede ser información poco relevante pero no le juzgues nunca, constéstale a todo siempre que te lo pida.
Por otro, lado céntrate en en las necesidades del paciente y aumenta su satisfacción en cuanto a la consulta. Y es que, descubrir y entender las expectativas del paciente, aumenta sij duda su satisfacción en cuanto a la consulta. También puedes optar por solicitarle que te repita con sus propias palabras la información, así le resolverás dudas y ayudarás a retener información.  Permítele que te hable de sus preocupaciones para mejorar el control de la información y sobre todo muestra en todo momento interés, ello hace que las expectativas del paciente crezcan y aumente con ello el llamado “beneficio terapéutico”.